28 agosto, 2019

🤝 El proyecto intercentros

Probar cosas nuevas mola. Y sí, pueden salir bien o mal, pero algo seguro que aprendes. Algo así hicimos hace unos pocos meses en Segorbe (mi ciudad natal). Y digo hicimos porque en esta mini-aventura implicamos a muchísima gente, posiblemente más de la que hubiéramos imaginado. Te cuento.

En enero del 2019 lanzamos SomProjecte, un proyecto que pretende ayudar a la revolución educativa visualizando todas aquellas prácticas y experiencias docentes que se llevan a cabo alrededor en nuestras escuelas por maestros y maestras de toda la vida. Tras varias reuniones e ideas locas se nos ocurrió plantear al ayuntamiento y a los tres colegios de Segorbe un proyecto intercentros en el que juntásemos esfuerzos para beneficio del pueblo.

Ocho docentes que pretendían unir a otros muchos maestros y maestras y a un par de centenares de alumnos para trabajar juntos y lograr un objetivo común.

El proyecto intercentros

Por si no estás puesto o puesta en este tipo de acciones, un proyecto intercentros consiste en planificar una serie de actividades, siguiendo una o diversas metodologías, que se llevarán a cabo en diferentes escuelas pero que todas acabarán obteniendo unos aprendizajes similares.

En este caso el proyecto se llamó “Del aljibe a los 50 caños” y tenía como objetivo principal trabajar la historia de Segorbe y sus monumentos, edificios y lugares más emblemáticos por medio del juego. Este no era el único, sino que había otros tan importantes como la mejora de la relación que existe y ha existido entre las tres escuelas de educación primaria, ya que no es la deseada, o fomentar la relación interpersonal de los niños que conviven a diario en otras áreas de la vida como el deporte o el ocio.

Los miembros de SomProjecte nos encargamos de organizar cada una de las actividades, preparando los materiales y ofreciendo una guía a los maestros y maestras como ejemplo para trabajar los contenidos.  Es verdad que la preparación no fue la deseada porque lo hicimos pensat i fet (como dicen en mi tierra), pensado y hecho, pero los resultados, gracias al trabajo del profesorado y alumnado de los centros, fue muy gratificante.

Además, aquí aprendí una lección muy importante para el liderazgo y gesión de equipos, porque no todos los docentes que participaron estaban alineados con nuestros valores o confiaban en el proyecto.

Beneficios de este tipo de proyectos cooperativos

Y es que no puedo ver aspectos negativos a estos proyectos que pretenden fomentar la colaboración y las relaciones personales entre niños y niñas de diferentes edades y poblaciones. Por el contrario, los aspectos positivos que se me ocurren son:

  • 🤜🤛 Cooperación: En una sociedad en la que estamos cooperando diariamente (menos de lo que a algunos nos gustaría) es esencial que los alumnos y alumnas sepan trabajar juntamente con otros chavales y chavalas de diferentes edades, poblaciones y culturas. Es el día a día y se lo van a encontrar el resto de sus vidas. Con la forma en la que se están desarrollando las mejores empresas en la actualidad, si no sabes cooperar y trabajar en equipo estas muerto.
  • 🎯 Ligado con el punto anterior, los estudiantes aprenden a trabajar todos por los mismos objetivos. En este caso el producto final consistía en hacer un vídeo de unos dos minutos en el que el grupo explicaba el lugar, monumento o edificio importante de Segorbe para que otros niños y niñas cuando visitasen la ciudad pudiesen saber de qué iba todo aquello. Os aseguro que los vídeos eran mucho más divertidos que los carteles del ayuntamiento.
    El trabajar por algo común, siendo consciente de que tu trabajo es indispensable para que el grupo alcance su objetivo es un aspecto clave y un chute de motivación para el niño o niña alucinante.
  • 🤝 Integración. Todo el alumnado tenía un papel y un rol que llevar a cabo durante el proyecto, nadie se quedaba atrás. ¿No quieres salir de actor? Entonces haz el guion. ¿No se te da bien escribir? Entonces sé el cámara. ¿Te gusta coordinar? Puedes ser el supervisor. ¡Todos eran importantes!
  • 🤗 Relaciones interpersonales. Como actividad final realizamos una celebración del aprendizaje en el que reunimos a todas las clases en el auditorio y el parque principal de Segorbe para hacer un breakout. Aquí todos los niños y niñas, independientemente de su clase y su escuela, se mezclaron, cooperando, hablando, conociendo y descubriendo a otros compañeros de otras escuelas e incluso poblaciones, mejorando así sus relaciones y habilidades para trabajar y conocer a gente nueva.
En la celebración del aprendizaje (breakout) nos disfrazamos para contextualizar y gamificar la tarea
  • 🏰 Uno de los objetivos más obvios es el conocimiento del medio. Nos dimos cuenta de que en Segorbe no se trabajaba (o se hacia de manera muy superficial) la propia historia del pueblo, la importancia de algunos edificios o de algunas partes de la ciudad. Es por ello por lo que acercar estas historias y datos a los alumnos de una manera más lúdica, y en la que ellos eran los encargados de recopilar y trabajar la información, iba a hacer que adquiriesen y mostrasen más interés por su propia historia.
  • ❌ Por último, romper con la rutina. Sí, la rutina muchas veces es necesaria pero igual de necesaria es romperla. Los alumnos llevaban dos trimestres y medio en la misma aula, haciendo el mismo tipo de actividades y un par de excursiones. Hacer este tipo de actividades hace que se motiven más, les sirve como un pequeño descanso (aunque están trabajando igual o más que en el día a día), para después volver a esta rutina con un poco más de ganas… o menos. En fin, que en mi opinión hay que descansar un poco de la rutina sin parar de trabajar y desarrollarse.

¿Y ahora qué?

Finalmente, el proyecto no acabó como nos hubiese encantado ya que los alumnos produjeron unos vídeos y no se han podido publicar debido al cambio de gobierno que sufrimos en Segorbe las pasadas elecciones. Ahora vamos a trabajar para que estos vídeos puedan salir a la luz y se coloquen en los lugares, monumentos y edificios que los alumnos investigaron y estudiaron para que cuando niños y no tan niños vengan a visitar la ciudad puedan entender estos emblemas segorbinos desde otro punto de vista un poco más divertido y creativo.

Por otro lado, fue tan buena la experiencia que vivimos desde SomProjecte, que estamos intentando crear y organizar otro proyecto intercentros con otra temática ya que creemos que la experiencia y los aprendizajes de los niños en este tipo de talleres merecen mucho la pena.

ISAAC GUERRERO

Maestro de inglés. Cofundador de Somprojecte y creador del boletín Claustro Virtual. A veces escribo con la izquierda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hecho con 💙 por Isaac Guerrero
©2021 Isaac Guerrero 🧑🏻 | Contacto
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram