28 febrero, 2022

🌎 El lenguaje inclusivo en clase, beneficios e inconvenientes

Me he visto casi obligado a escribir este artículo sobre el lenguaje inclusivo en clase, sus beneficios e inconvenientes. ¿Por qué? Primero, para aprender y ver los diferentes puntos de vista. Segundo, porque hace unos días se montó un revuelo en twitter alucinante sobre este tema y me gustaría desarrollarlo más. Y, tercero, para recopilar las diferentes opiniones, analizarlas, reflexionar sobre ellas y sacar mis propias conclusiones. Más o menos acertadas.

Antes de seguir. En el mismo tweet que te he compartido hay dos fallos garrafales que quiero desvelar para que tú no los cometas. (1) Utilizar el ALT de una imagen para agregar la fuente del recurso. Hasta ese día desconocí que la propiedad ALT se utiliza para que las personas con ceguera o falta de visión puedan escuchar la descripción de la imagen para comprenderla. Por lo tanto, yo mismo estaba excluyendo a personas con ese tweet. (2) La fuente estaba mal citada. Yo lo encontré en un blog y me pareció adecuado citar el propio blog, cuando la fuente es el propio Gobierno de Navarra.

Hay un aspecto importante a destacar antes de continuar: el lenguaje neutro no es sinónimo de lenguaje inclusivo. Dicho esto, veamos las ideas y reflexiones.

Historia de la lengua

Frecuentemente escuchamos una de las frases que, desde mi opinión, carece de argumento y justificación alguna: "siempre se ha hecho así". ¿Entonces deberíamos seguir haciéndolo? Obviamente no. Evolucionamos, pensamos y cambiamos, afortunadamente.

Por tanto, la justificación "Llevamos hablando español más de 700 años y, casualmente, es ahora cuando surgen ambigüedades nunca antes generadas." no me vale. Por esa misma lógica, deberíamos seguir construyendo edificios, parques e instalaciones como hace 700 años y las personas que no puedan acceder a ellos que se j*dan.

Además, la lengua está íntimamente ligada con la sociedad. Si la sociedad evoluciona, la lengua y la cultura lo hace con ella. Por tanto, nunca podremos hablar de una "neolengua", ya que hablaríamos también de una "neosociedad" y, ambos conceptos, están implícitos en la evolución. La lengua de hace 700 años se parece lo mismo que la sociedad de hace 700 años se parece a la actual.

Un ejemplo muy claro es el de la inclusión de términos como copiapega, instagramer, influencer o murciégalo que, menos el último, surgen para adaptarse a las necesidades sociales.

Como digo, la evolución conlleva -muchas de las veces- mejora. Vamos a reflexionar y mejorar las cosas para conseguir una sociedad más justa e inclusiva.

Lenguaje inclusivo en clase como imposición

Esta idea es una de las que más controversia me ha generado. Por un lado estoy de acuerdo y por el otro no.

Es verdad que las propias leyes, educativas y no, hacen mucho incapié en la inclusión en todos sus sentidos, también en el verbal. No nos obligan directamente, pero sí establecen que debemos tener en cuenta a todo el alumnado y no discriminar ni por raza, sexo, género, identidad, ideales, etc.

Por lo tanto, podría llegar a considerarse una imposición, pero la pregunta va más allá: Si estas leyes no contemplasen la inclusión, ¿se llevaría a cabo? ¿Necesitamos reflejarlo en las leyes para ponerlo en práctica? ¿Es la ley la base para la aplicación generalizada? En cierto modo, veo estas recomendaciones como una forma de acelerar el proceso que se está llevando a cabo por un sector de la sociedad y que es coherente con los valores actuales.

A partir de aquí me surgen más preguntas. Si las leyes educativas no hubiesen abogado e "impuesto" una educación inclusiva, defendiendo que todo el alumnado es igual, debe permancer en clase con los compañeros/as y demás, ¿lo hubiesemos hecho? ¿Utilizaríamos el lenguaje inclusivo en clase? Yo diría que sí, pero como he comentado antes, mucho más lento.

Obviamente la legislación surge para adaptarse al desarrollo y evolución social, así como la lengua que "evoluciona conforme a las convenciones sociales", por tanto, primero se encuentra un cambio en un sector de la sociedad y, tras él, se refleja y se avala en la norma, fomentando su uso por el resto de la población vistos los beneficios que puede acarrear. Por tanto, los decálogos, recomendaciones y leyes son el "empujón" necesario para generalizar el uso de algún aspecto.

También se habló de la "evolución por los cauces naturales", pero ¿qué hay más natural que la evolución de toda una sociedad que se adapta a las nuevas necesidades que surgen del propio desarrollo?

Y acabo este punto con otro comentario que me gustó bastante: "Nadie me obligó a cambiar, simplemente fui consciente de que era más inclusivo.", y lo continuo en el siguiente punto.

Por aquí os dejo un manual sobre el "Lenguaje administrativo no sexista"

Consciencia y empatía

Como en todos los ámbitos de nuestro día a día, muchas de nuestras acciones y percepciones dependen de cómo lo concebimos y la capacidad que tenemos para ponernos en el lugar de la otra persona.

Relacionado con el apartado anterior, nadie nos obliga a utilizar formas del elenguaje inclusivo en clase como "equipo", "alumnado", "profesorado", "la sociedad" que, muchas personas, consideramos más adecuadas. Puedes seguir diciendo "los niños", "los maestros", "los hombres" y demás, va a depender de tu mirada y empatía hacía el resto, dejando la posibilidad de que alguna persona no se sienta incluida.

En la actualidad, y lo vemos en la escuela cada día, las chicas han adquirido y admitido que con la palabra "niños" todos y todas están incluidas. Pero, ¿qué ocurre cuando decimos "niñas"? Siempre se escucha por el fondo la voz de algún pequeño diciendo que ellos no son chicas. ¿No es un poco injusto? Aunque también es cierto que hay mujeres y niñas que se sienten incluidas utilizando el masculino como genérico considerando "que la autoexclusión un día se puso de moda y por ahí creció tema."

Son pequeños detalles que deberíamos cuidar, porque que todo el mundo se incluya en el género masculino pero que cuando utilizas el femenino para generalizar no todos y todas se incluyan sí que es "imposición progresiva y sutil".

Un ejemplo de esta mirada empática lo vi en Canadá. Allí los baños de las instalaciones públicas como universidades, gimnasios, bibliotecas y demás tenían esta leyenda. También en las oficinas de Google en Bruselas.

Explícitamente decía que las personas homosexuales, transexuales, binarios y demás eran bienvenidos en esos baños, es decir, los incluye. Porque si a una chica en plena transformación de su cuerpo no se siente cómoda entrando al baño de "mujeres", ¿dónde entra? A veces las cosas hay que hacerlas explícitas y apoyarlas desde las administraciones, por lo que volveríamos al punto anterior.

Hablando normal no se excluye

"Al hablar normal nunca excluímos, solo personas con serios problemas de adaptación distorsionan el lenguaje normal". Según esta persona si te sientes excluido o excluida cuando alguien hablar, tienes serios problemas de adaptación.

Y aquí entramos en otro debate complejo, ¿qué es lo normal y qué es lo raro? -como dice Kase O. en su canción "Quien no?"- . De esto hablé en la entrada "La inclusión es excluyente", que la redacté hace unos años y, tras leerla estos días, me gustaría volverla a escribir.

Ser maestro de inglés me ha hecho preguntarme muchas cosas en cuanto al lenguaje y sus vertientes. ¿Qué acento hay que enseñar? ¿Qué expresiones? ¿Qué pronunciación es la correcta? Cada persona tendrá una respuesta única para cada una de estas cuestiones, por tanto nada podemos decir que es normal.

El lenguaje sirve para comunicarnos, es una herramienta, por tanto esa es su función. Tengas un acento u otro, una pronunciación "mejor" o "peor", si te puedes comunicar estás utilizando la lengua para lo que sirve. Además, si puedes adaptarla según al contexto, situación e incluir a la sociedad con tus mensajes, puedes decir que eres comunicativamente competente, que es el objetivo final.

Todos y todas tampoco es inclusivo

Probablemente este punto es en el que más incógitas tengo. En primer lugar, creo que esta distinción se hace en base a la distinción biológica entre hombre y mujer pero, ¿podría haber alguna persona que se sintiese excluida? Como se comentaba en Twitter "No estoy de acuerdo con el desdoblamiento de género. Cuando dice "Los trabajadores y trabajadoras" parece que está segregando por género." Y, como digo, de alguna forma lo podría entender, por ejemplo el género no binario.

También es cierto que, para evitarlo, no se me ocurre otra manera que hacer referencia al conjunto que englobe a lo que nos referimos, el lenguaje inclusivo en clase con palabras como: equipo, el profesorado, alumnado, etc. Además, por aquí Noemí Blanch profundiza sobre este aspecto y además nos da alternativas y nos explica el porqué y cuando utilizar cada una.

Terminación en "-e" o uso de la "x"

Este tema causó mucha controversia no hace mucho. La Real Academia Española no acepta, de momento, esta terminación como válida, alegando que "el masculino gramatical ya cumple esa función como término no marcado de la oposición de género". Por tanto, aunque en contextos informales lo pudiésemos utilizar, deberíamos saber que no es correcto.

Es cierto que, sobre todo en redes sociales, vemos el uso tanto de la terminación "-e" como de la "x". Hay que tener en cuenta que con el uso de esta última podríamos estar excluyendo a personas con visibilidad reducida que utilizan lectores, ya que estos aparatos o programas no reconocen las palabras con "x" como por ejemplo "todxs".

Visto lo visto, no me termina de convencer la utilización de ninguna de estas formas, aunque igual con su uso y la evolución de la lengua, mayormente la primera, puede acabar siendo aceptada.

El genérico

Vuelvo al inicio del artículo: Genérico o neutro no significa inclusivo. Por tanto, decir que "no hay confusión ninguna en la frase “el hombre evolucionó a partir de un ancestro común a todos los primates”. Hay que ser idiota para pensar que se refiere un único individuo varón, aunque la forma sea “el hombre”, me parece atrevido, además de poco empático.

Me gustaría leerle esta frase a mi alumnado de entre 5 y 8 años y preguntarles lo que entienden por ella, analizando y escuchando sus reacciones y si hablan del hombre o del humano.

De todas formas, como nos comentan por Twitter, "todo es relativo, yo soy mujer y me siento incluida cuando dicen el hombre, la humanidad, etc. Considero que la autoexclusión un día se puso de moda y por ahí creció tema." Y me gusta destacar esta frase. Primero, porque nos muestra que no todo el mundo se siente excluido con un lenguaje neutro o general que nace del masculino. Y, segundo, porque se agradece que se comparta una opinión con respeto.

Usar la técnica de compensación

Y, por último, la técnica de compensación que se comentó y me pareción interesante ya que no la conocía. Esta técnica consiste en "alternar en el texto términos en masculino con términos en femenino. Por ejemplo, decir: Nuestros alumnos un día serán abogados, médicas, economistas, ingenieras.". Sinceramente creo que puede ser muy útil, aunque también se podría caer (inconscientemente) en la distinción de sexos o estereotipos si por un caso reflejásemos: "Nuestros alumnos serán maestras, abogados, limpiadoras, ingenieros, veterinarias, informáticos..."

Conclusión sobre el lenguaje inclusivo en clase

A modo de conclusión, creo muy importante volver a recalcar que el lenguaje inclusivo en clase no es un lenguaje neutro y que la evolución de la lengua, igual que la de la sociedad, depende de las personas que la utilizan, la modifican e incluso la crean.

La lengua es una herramienta que se adapta a las nuevas necesidades que van surgiendo en una sociedad, y un mundo, cambiante constantemente. Hoy más que nunca.

Además, conociendo las diferentes formas para referirnos a un colectivo no solo haremos unos textos más inclusivos, sino también más variados y precisos.

Entonces, ¿cómo utilizo el lenguaje inclusivo en clase? Pues lo más importante es conocer al alumnado, saber sus intereses, características y necesidades. Para ello, les podemos preguntar directamente y establecer un ambiente cómodo, acogedor y seguro para cualquier persona. Relacionado con esto, te animo a leer este hilo que me pareció muy interesante.

Apunte (1): Todos los fragmentos en verde son citas copiadas y pegadas de los tweets que se generaron tras la infografía.

A (2): Esto son las conclusiones e ideas que he sacado. Son personales, pueden estar equivocadas y puede que no estés de acuerdo en alguna de ellas. Te animo a que compartas tu opinión pero siempre desde el respeto y con el objetivo de que mejoremos, tanto tú como yo.

ISAAC GUERRERO

Maestro de inglés. Creador del boletín Claustro Virtual. Fui el cofundador de Somprojecte. A veces escribo con la izquierda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hecho con 💙 por Isaac Guerrero
©2021 Isaac Guerrero 🧑🏻 | Contacto
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram