15 mayo, 2023

📚 La programación didáctica y su importancia

La programación didáctica es una herramienta fundamental. O al menos debería serlo. Bien es cierto que, en muchas ocasiones, se queda en un montón de papeles fruto de un "copia y pega" del o la docente que estaba ocupando ese puesto en años anteriores.

Esto no es culpa solo de los y las docentes, sino también de la inspección y el sistema que, en vez de dar facilidades y flexibilizar los procesos, ahogan con la rigidez y, en algunos casos, la temeridad al profesorado.

¿Qué es la programación didáctica?

Todas aquellas acciones enfocadas a transformar los objetivos e intenciones educativas generales en propuestas concretas, dirigidas a un grupo clase específico, forman parte de lo que se conoce como programación didáctica. Se trata de satisfacer las necesidades de cada alumno y alumna, atendiendo a la diversidad a través de la concreción curricular.

Thinkö

En esta programación debemos reflejar cómo pensamos temporalizar el curso, los materiales que utilizaremos, las herramientas de evaluación, las actividades, los momentos para evaluar, los recursos, apps, webs, dinámicas, objetivos, etc., pero, como comentábamos, sabiendo que pueden cambiar en cualquier momento y que todos estos elementos se utilizan con un propósito: lograr los objetivos marcados.

Esta programación didáctica anual debe ser, como comentábamos al principio una herramienta, un documento vivo capaz de cambiar y adaptarse según va transcurriendo el curso y que nos permita mantener el foco del proceso en los objetivos finales, tanto del curso (especificados en los criterios de evaluación) como su relación con los de etapa. Por tanto, nuestra programación didactica debe ser algo más que burocracia. Y esto no siempre es fácil.

¿Cómo la planificamos?

Es verdad que no es tarea fácil. Para obtener todo su beneficio posible tenemos que realizarla a través de la reflexión, entendiendo nuestro entorno, la LOMLOE y qué posibles estrategias seguiremos para completar su organización y puesta en marcha en la clase.

Y todo esto conlleva tiempo. Mucho más, si nos debemos adecuar a lo que en muchas ocasiones pide la inspección, siendo más un dosier con mucha letra y palabras técnicas que una hoja de ruta que nos ayudará a "no perdernos" durante el transcurso del curso.

Esta hoja de ruta, este mapa, será la herramienta clave para, después, ir planificando poco a poco las Situaciones de Aprendizaje, proyectos o unidades.

Boletín Educlaustro

Si te apasiona la educación tanto como a mí, cada domingo te envío a tu correo una idea, dos reflexiones, una herramienta y diez recursos que te ayudan a mejorar tu práctica en el aula.


La programación didáctica como una excursión

Creo que comprenderemos mejor a lo que me refieron con un símil. Imagina que vamos a la montaña a hacer una ruta. Antes de salir de casa seguro que tenemos una meta clara: subir hasta la cima y bajar. Ese será nuestro gran objetivo. Y fíjate, antes incluso de dar el primer paso ya lo tenemos bien definido. Sigamos.

La noche de antes de la ruta visualizaremos e imaginaremos cómo será la aventura. Por donde (creemos) que iremos, qué nos encontraremos, las dificultades que tendremos, el material necesario para pasar el día en la montaña, cargaremos el móvil y también la mochila con lo que nos pueda hacer falta (herramientas de evaluación, actividades, momentos de evaluación, recursos, apps, webs, dinámicas...).

Y volvemos al principio. Todos estos materiales, todas estas decisiones se toman en base a una cosa: el objetivo principal que debemos conseguir (criterios, perfil de salida, competencias...).

Durante la ruta seguro que nos encontramos imprevistos que harán que tomemos otros caminos, que nos detengamos a beber agua, a comer o que bajemos el ritmo. Y, como en la montaña, nos debemos adaptar, al igual que nuestro plan (programación). Añadir, quitar o modificar lo que sea preciso, pero con nuestro objetivo claro.

¿Y si no lo conseguimos? No pasa nada. A veces no se dan las condiciones para hacer cima. ¿Es por ello un fracaso? Por supuesto que no. Si hay tormenta, habrá que volver, cambiar drásticamente. Y si nos quedamos a 100 metros del pico nos adaptaremos. Se habrá hecho un fantástico trabajo igualmente.

Un buen plan es como un mapa: no solo muestra el destino final sino la mejor manera de llegar ahí

Stanley Judd

Fuentes

  • Scrivener, J. (2011). Learning Teaching: The Essential Guide to English Language Teaching. Macmillan books for teachers.

ISAAC GUERRERO

Maestro de inglés. Creador del boletín Claustro Virtual. Fui el cofundador de Somprojecte. A veces escribo con la izquierda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hecho con 💙 por Isaac Guerrero
©2024 Isaac Guerrero 🧑🏻 | Contacto
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram